Visión de la comunidad

Creemos firmemente en la declaración de Isaías 61:4,  proclamando que nuestra naciones y ciudades deben ser transformadas, por el poder de Dios como paso final del evangelio transformador.

Dios ha creado al hombre con dignidad y para expresar una vida que glorifique a su creador.

La miseria, la pobreza, el abuso y la explotación no son características que identifiquen a Dios por lo que detesta tanto como el mismo hombre.

Creemos firmemente que el evangelio transformador debe alcanzar a cubrir las necesidades básicas de la gente y la comunidad, que gran parte de la enseñanza bíblica enfatiza la transformación del ser humano desde a dentro hacia fuera, esto es empezar de su espíritu, alma cuerpo y terminar a su grupo humano.

La comunidad y su gente están avanzando hasta su potencial previsto por Dios por medio de:

a)    Ser equipada para avanzar mas allá de satisfacer las necesidades básicas,

b)    Tener un grupo creciente de personas,

c)    Amando a Dios y su prójimo,

d)    Manifestando el fruto del espíritu,

e)    Extendiéndose  para ayudar a los demás.

Estamos convencidos de que ninguna persona debe resignar sus expectativas de superación y mejores condiciones de vida.

La iglesia, debe promover el desarrollo de cada ser humano buscando su máximo potencial, tanto profesional, económico, social y espiritual.